top of page

El Solarismo Resplandeciente y encantador

Arod Visión


El más odiado vive tiempos de reforma, hasta de reencuentro espiritual, de transición. Pasó del más odiado, a no quiero decir el más amado, pero en una nube incandescente encantadora.


El cupable de todo esto, Santiago Solari, el indiecito, con ideas Europeas. Tiene enamorados a todos y además los llevó de luna de miel.


Recuperó a jugadores como Roger, Fuentes y hasta Gio. Convenció a todos de que Fidalgo era el nuevo Iniesta. La prensa le dedica poemas, su afición odisseas. Los antis no encuentran argumentos y lentamente sucumben ante su seductora imagen.


Es excelso en el discurso. A cada pregunta, revierte el sentido y lo maneja a su antojo. Es un Técnico muy técnico, nunca se calienta, alto, espigado y coqueto. Endulza con sus palabras argentinas. Es toda una antítesis de su predecesor.


Bajo su dirección no hay lesiones, quejas, derrotas, ni tanta vistosidad. Eso sí, muchos resultados. El águila sigue siendo envidiada, pero de alguna forma, no tan odiada.


Su táctica no es ningún prodigio, pero es efectiva. De nuevo el convencimiento, es la clave. En el Solarismo todos juegan, todos corren, todos tocan, incluso todos anotan. La solaridad como mayor arma.


El solarismo perderá, por el peso lógico del tiempo, su encanto. Mientras tanto su brillo es tan poderoso que enceguece hasta con lentes de sol.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page